domingo, 1 de abril de 2018

de las rutas al oasis

 lineas sinuosas

desde puertos

de alejados continentes

al oasis

Caminos diversos

de todas mis vidas

Sendas vibrantes

de piel

de emoción barroca

polifónica

Rutas de selva verde y sonora

de boca con café y tabaco

y rutas de desiertos marinos

y de arenas hirientes

Rutas de soles fríos

en Escocia

y rutas de noches tórridas

de luna

en Aleppo

Vía Appia llena del dolor de Espartaco

Alameda santiaguina exultante

Rambla de las Flores

intensa

de un rojo intenso de otoño

Gritos de victoria primaveral en Place de la République

Miles de estrellas eléctricas

desde nocturnos penachos de cemento

en la Quinta Avenida

Huellas remotas

 a través de dunas

en Los Vilos

en Tunquén

en el Sahara

en la Pampa

en Pica

en Tarifa

todas convergentes

todas memorizadas

porque si vuelvo a vivir

las transito todas

una a una

Me arrepiento de nada

todas me llevaron

hasta aquí


Igor Parra, en Lo Castillo














este vacío pleno

Cosa a cosa

casa a casa

sillones y mesas

camas y ropas

objeto a objeto

cientos y docenas

larga estela material

para nunca más

Sólo libros

y solo algunos libros

esenciales

necesarios

para ir

donde voy

Todo lo demás

lo abandono

incluso mis patrias

y matrias de piel

mis intensas geografías

con sus aduaneras

en aquellos dulces puertos

de mis travesías

Necesito nada

nada más

aprendí a vivir

 conmigo

este vacío pleno

Igor Parra








domingo, 11 de marzo de 2018

Las nubes son río y mar: tercer vaso cosecha 2011


CAMBIO DE ESTADO: DE LIQUIDO A VAPOR

Lleva ese rio al mar 
pura agua
dulce

el aire
ya calmo ya furioso
quiere abrir el corazon del agua

el rio esconde su pasion por el aire 
la esconde toda su vida de rio
pero al llegar al mar
se venga del aire
de sus risas
del coqueteo con otros
de su tardanza

porque al mar
que es suma de muchos rios
le gusta el aire
y sus torbellinos de viento

Ahora
el aire no siente
cuando
poco a poco
el mar
todo el mar sube hasta llenarlo 
de agua 
pura 
agua

Así las nubes son rio y mar
que ya están y son parte del aire...

¿no ves amor
quién aquí
es agua
y quién 

allá

el aire

lleno
de mi?
Igor Parra

Mares agitados de sábanas revueltas: segundo vaso cosecha 2011


Raudo voy

por tu istmo
de cuello largo

bien orientado

hacia Poniente

Pero si te giras

ahora

en el mismo sitio
del lecho

emerge Levante

Empero

si la mano de Oriente

se aferra a tu Occidente

por ejemplo

un seno

o

la cadera

y me giro sobre
el codo de Oriente

los dedos se hunden

en nuestros mares agitados

de sabanas revueltas

Y al emerger de esos tormentosos paisajes

muerdes mi istmo cuello

y me rodeas entero

y me estrechas

y te sé

aletargada

tranquila ya

en los altiplanos

y valles

de mi espalda

Un vaso de arqueología de tu ausencia, cosecha 2011



La arqueologia de un beso

parece tan improbable

como el calculo de las parabolas

de tus supiros

o de un gemir

Nosotros hacemos esa arqueología

que siempre es dolorosa

porque llego a reconstruir tu paso

por mis tiempos y lugares

con cosas materiales

infimas

que dejas tras de ti

Por ejemplo un cabello tuyo

un solo cabello tuyo

me sirve

para saberte.

Una prenda cualquiera

me permite conocer de tu cuerpo

de tu temperatura
de los perfumes con los que vivo

cuando estas junto a mi

Recoger cada uno de esos fragmentos

de momentos y lugares

me hace arqueólogo de tu ausencia

que a veces es larga

y por ello apuro

la conservación preciosa de cada traza tuya

Sabes ya

y si no te lo digo ahora

que me ato con tu cabello

el sexo

y ahi queda por tiempos sorprendentes

a pesar de la ducha

incluso de la piscina o del mar

Esto lo descubri con asombro

y resulta increible

pero es la obstinada verdad
arqueólogica

tu recuerdo material último

que se resiste a perderse en el olvido de las

sábanas

tumultuosas de nuestras presencias huracanadas

y de nuestras calmas impacientes

Después del amor

siempre quedan pequeños vestigios

de tu paso

y yo me empeño en encontrarlos todos

aunque esté horas y horas

y el premio siempre será amargo

porque al descubrirlo

a pesar que te rehago un poco entre mis dedos

que acarician ese cabello

ese cabello

tu no estás

no estás

a pesar

de mi ciencia excavadora

de tu ausencia


Igor Parra